domingo, 24 de junio de 2012

Breve historia de Ego


Caballos y caballeros, me complace presentarles esta fantástica historia, convenientemente narrada de modo oral, acompañada de música e inclusive adornada visualmente.

'Breve historia de Ego', con la colaboración indispensable de Atenea y Mozart, a las que agradezco de corazón.

Sin más préambulos...

7 comentarios:

  1. Excelente curro y una historia muy original.

    Habría sido interesante que se quedase con el nombre de Jose Manuel Wilson jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, dulce desconocida. Aunque no sé quién le echó más curró al resultado final, si yo o Atenea xDD
      ¿Jose Manuel Wilson forever? Demasiado maximalista (gafapasta)

      Eliminar
  2. Intrigado me he quedado. ¿Es una alegoría sobre algún personaje en concreto o lo es sobre un tipo de ellos?
    No sé por qué me da la impresión de tener un vago tono moralizante, o algo. Pero no me haga mucho caso: tal vez sea la edad. De todos modos, muy original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Moralizante? Rayos, Rick, me deja usted de un desconcertado que pa qué jaja

      Quería escribir un post acerca del componente de egocentrismo y/o narcisismo que subyace (puede subyacer) bajo las ilusiones en plan "y si me están observando día y noche..." -a lo "El show de Truman"- y bajo los típicos "nadie me entiende" que todos hemos soltado alguna vez. Ocurre que me pareció muy gris contarlo de modo tal y... he aquí el resultado xD

      Al prota -desde la neutralidad de dos días más tarde- lo veo muy en plan Woody Allen. Llámalo plagio jiji

      Eliminar
  3. 'Nadie me entiende' es un pensamiento típico de la adolescencia, por el que hemos pasado todos, aparte de los llamados narcisistas. Un adolescente, además, tiende a pensar que todo lo que hace está siendo observado y que es el centro del universo. En fin, maldita edad esa de la adolescencia...

    Muy chula la idea del vídeo, sí señor. Y felicito también a Atenea, si está leyendo ésto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, hermosa comunión de pensamientos. Yo hasta hace poco no reparé en las singularidades de la adolescencia, singularidades como las que nombras, y otras no mencionadas; por ejemplo, aquella por la cual la realidad queda dividida entre el yo y la sociedad -ambos enfrentados-, y, más concretamente, entre el -fantasioso- yo libre que ansía la libertad y la -también fantasiosa- sociedad corrupta que quiere aniquilar la individualidad.
      De todos modos yo no creo que esas sean necesariamente las características del adolescente. Son las características para un tiempo y lugar determinados.

      Yo también felicito a Atenea xD

      Eliminar