domingo, 4 de septiembre de 2011

Asalto final al Rey Carmesí (II) (In the Wake of Poseidon)

En la Estela de Poseidón (chapter two)
De cuando Robert y sus efimeras compañias viajaron por segunda vez a un sanatorio para recoger dibujos de psicópatas...

Nunca me ha hecho especial ilusión la estética de King Crimson en sus orígenes. Demasiado extraña, poco acogedora, excelente eso sí para representar la esencia del grupo.

Con la huída de Ian Macdonald y su simpática flauta, la colaboración de los amigos de King Crimson Michael y Peter Giles, y el reclutamiento de alguno más por ahí, nuestros excéntricos favoritos se disponían a demostrar que In the Court... era sólo el comienzo. Para este álbum no se olvidaron de que su misión en el mundo era dar quebraderos de cabeza al oyente, algo que nos hacen saber con temas que, aun distantes musicalmente de Moonchild, mantienen su esencia de terrorismo auditivo. The Devil's Triangle es la prueba irrefutable de lo que digo. Hablamos de una canción que te arrastra a los infiernos, a los infiernos del aburrimiento; de once minutos que evocan muchas cosas, como el deseo de echar un vistazo para ver cuanto tiempo queda. Clamo a cualquier fan locaza que encuentre interesante esta canción a que exponga los maravillosos motivos que le unen a ella.

Los que no hemos sido tocados por la gracia de Fripp disfrutamos más de sonidos modestos y delicados como los que reune Cadence and Cascade, un perfecto número pop; ejercería aquí el mismo papel que I Talk to the Wind tenía en In the Court... Al hilo de ésto, se ha dicho que In the Wake... reproduce demasiado fielmente las estructuras marcadas por su predecesor. Comparaciones destacadas habría dos: la de Pictures of a City con 21st Century..., por aquello del saxo resultón y la sensación de que un elefante está arrollando el estudio de grabación al final de la canción; y la de The Court... con In the Wake of Poseidon, por los mellotrones invasores que le llevan a uno a pensar que King Crimson es de las bandas que mejor han sabido utilizar el mellotron para recrear con intensidad ciertas atmosferas. 

Cat Food, por su parte, es lo que los no entendidos en jazz llamamos "jazz", o sea, patrones rítmicos inusuales (aunque en esto el progresivo nunca se ha quedado atrás), un piano más indefinido que el sexo de Falete (siento hacer coñas de Falete a estas alturas) y percepción de caos en general. A su vez, los interludios de Peace (A Beggining, A Theme) ayudan a los dos hemisferios de tu cerebro para que se estabilicen de nuevo y estén en condiciones de seguir escuchando el disco. Bueno, estoy siendo algo injusto; a decir verdad, salvando las tres partes de Devil's Triangle, me encanta este álbum. No supone una revolución como In the Court... pero es muy convincente y un gustazo para los oídos.

9 comentarios:

  1. Y la razón por la que no sé cuántos individuos han llegado hasta aquí tras buscar en Google "in the wake of poseidon blogspot":

    Links (FLAC)
    http://www.mediafire.com/?l3b447c241ma7co
    http://www.mediafire.com/?ea37edanjewx7c1
    http://www.mediafire.com/?t648yuz0n4un514

    ResponderEliminar
  2. Yo tarde mucho mas en entrar en esta obra de KC, pero una vez que me entro, ya me fue un placer viajar por todos sus sonidos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bien, es el otro disco que tengo de King Crimson y... "Hablamos de una canción que te arrastra a los infiernos, a los infiernos del aburrimiento; de once minutos que evocan muchas cosas, como el deseo de echar un vistazo para ver cuanto tiempo queda". Bien, yo estoy a favor del humor faletil, pero... ¿Y la explicación del por qué el blog se llama como se llama?

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué es el mellotron?

    Bueno, me suena bien la del vídeo, aunque la que pusiste del anterior disco me gustó más. (Sigo sin haberme descargado nada, todo se andará...)

    Y te iba a preguntar lo mismo que Aitor: ¿por qué has llamado al blog así si no te entusiasma? Bueno, acabo de ver tu comentario, dejas enlaces, los bajaría pero tengo los filestes de pechuga en la sartén.

    ResponderEliminar
  5. Pues digo lo mismo que Raúl: cuando ví este blog por primera vez, pensé que serías un colgado de ese disco; lo cual me pareció un tanto extraño, ya que no es de sus mejores obras, pero en fin. Ahora tú dirás.

    Este disco siempre me ha parecido una sombra del primero: debería haberse llamado "In the wake of the first one". La mitad del disco parecen sobrantes del primero. Y en efecto, las dos que más me gustan son "Cadence and cascade", una bella balada, y "Cat food" que Fripp definió como su particular idea de lo que es el rock and roll. Y curiosamente, tiene un aire.

    ResponderEliminar
  6. Reconozco que con el paso del tiempo el In the Wake... ha perdido algo de la magia que tenía para mí. Con el tema homonimorl llegué a fliparlo, y mucho. La última vez que lo escuché, en cambio, se me hizo incluso cansina la parte en que el mellotron reproduce la melodía bucarl de Lake. Pero como sé que en la música no todo es digerible en todo momento, sigo confiando mucho en este álbum que, por cierto, no significaba casi nada para mí cuando creé el blog. Porque el blog... lo creé hace mucho, cuando vosotros aun erais colegiales ávidos de la paga semanal. Bueno, no tanto. El caso es que lo llamé "In the wake of Poseidon" porque sí y puse de fondo la archifamosa imagen del viajero frente a un mar de nieblarl. Y así se quedó durante mucho tiempo, hasta que me decidí a publicar en serio.

    Sonámbulo, ¿que qué es un mellotron? ¡Me alegra que me hagas esa pregunta! El puto gordo del vídeo y su hediondo acompañante te responden:
    http://www.youtube.com/watch?v=yrXtmKGkSa4
    Por suerte los amigos de KC supieron darle un uso más interesante:
    http://www.youtube.com/watch?v=ZH4zLeIyTLI

    Por cierto, ¿sabíais que la 2ª entrada más vista es "Nostalghia videogamer (Diablo II)"? Dios, la gente sólo entra aquí para descargar cosas xDDD

    ResponderEliminar
  7. Acabará haciéndote una visita alguien de la SGAE a este paso Dani! yo colocaría un aviso de esos chorrones que dicen que solo te lo descargues si tienes el diso en casa, pero bah, si tampoco se debe estar mal en la carcel. Cama gratis, comida gratis, formación gratis, y todo por dejar que te den un poco por el culo! bufff que me voy de tema, que esta canción es del mismo grupo que la anterior? alucinante... al contrario que sonámbulo, yo me quedo con esta.

    ResponderEliminar
  8. Vengo de la corte del rey carmesí para ver al dios de los mares... The Devil's Triangle? ¿Qué problema tiene esta canción? Es puro despilfarro sonoro crimsoniano. Es lo más excelso de todo el disco (Esto suena un poco a llevarte la contraria, jajaja. Y lo es).

    Sí, sí, sí. Esta especie de bolero predecesor a esa otra especie de bolero que definiría el propio concepto de la palabra después de editarse Lizard. Una locura absoluta que desde luego llega a un jardin de gusanos interminable.

    Este disco es la aberración máxima que define a Crismon: Fripp. Robert con ayuda de sus coleguillas, que si no me equivoco le regalaron el proyecto pero le ofrecieron su ayudita porque claro, digo yo, cómo no tocar con este animal una vez más (me refiero a Lake y Giles). Tippet y Collins, Collins y Tipett se salen en este disco, qué gozada.

    Ya dije antes, y ya sabes, Crimson es mi grupo. Me voy al siguiente.

    ResponderEliminar
  9. "The Devil's Triangle es la prueba irrefutable de lo que digo. Hablamos de una canción que te arrastra a los infiernos, a los infiernos del aburrimiento; de once minutos que evocan muchas cosas, como el deseo de echar un vistazo para ver cuanto tiempo queda. Clamo a cualquier fan locaza que encuentre interesante esta canción a que exponga los maravillosos motivos que le unen a ella."

    ¿Cuáles son los motivos que me unen a ella? Que yo disfruto mucho de cosas como esa: amo la locura de los mellotrones y la instrumentación en general. No es lo que se pueda llamar un tema easy-listening, pero me fascina.

    ResponderEliminar