viernes, 15 de julio de 2011

José Fernández

¿Conocéis a José Fernández, verdad? ¿No? ¿Cómo que no? Por poco tiempo, camaradas de la blogosfera. Sabed, como dato primordial, que el buen señor que protagoniza esta entrada no suele comentar como usuario de blogger; firma como José Fernández, y va que chuta. Tampoco tiene un espacio propio sobre el que verter su genuina expresión, pero no por eso es un mendigo virtual; aunque no tiene techo propio, bien se encarga de cobijarse en los mejores lugares; es como Richard Gere en “Pretty Woman”: de hotelazo en hotelazo y tiro porque me toca. Aunque Richard, si la memoria no me falla, vivía siempre en el mismo hotel. Sirva tan catastrófica comparación para subrayar el carácter de aventurero sublime con el que José Fernández explora la Internet.

Antes de reanudar el estudio riguroso de este personaje, conviene advertir al lector de que “José Fernández” es, principalmente, una identidad mediante la cual se distinguen sus comentarios. ¿Figurara dicho nombre en su documento nacional de identidad, o se tratara de un simple pseudónimo? Imposible saberlo, así que sigamos.

Sería insultante todo escrito sobre José Fernández que no le concibiera como una víctima; en efecto, sobre José Fernández ha recaído la injusta fama de tipo arisco, malhumorado, discrepante patológico e intransigente. Despreciables calumnias todas ellas. Lo que para unos es mal carácter, yo lo interpreto como una peculiaridad psicológica: José Fernández es como una cebolla: tiene varias capas, y en su centro sólo hay ternura y candidez. Le acusan de llevar la contraria, de decir “no” como un autómata, de poner siempre pegas. Dejemos las cosas claras de una vez por todas: José Fernández tiene sus propias preferencias, sabe discrepar, huye de las injerencias; José Fernández práctica la crítica, no es talibán, le gusta la hípica.

Ciertos piojosos dirán que no tiene sentido comentar por el placer de comentar -como hace nuestro héroe-, que todo buen blogger concibe el comentario como un pilar de la dinámica “tú me comentas, yo te comento”. José Fernández está por encima de esas convenciones: lee aquello que le atrae, responde cuando y donde quiere, sin presiones; es como el jubilado que, aun cobrando una pensión, marcha gustoso a su antiguo entorno de trabajo, a “hacer algo”.

Resulta difícil escoger las palabras cuando es José Fernández a quien se quiere aludir. De todos modos, solicito más que nunca vuestra participación. Decidme: ¿qué es lo que más os gusta de José Fernández?

12 comentarios:

  1. Bueno pues yo recuerdo que me dejó un par de comentarios en algunas entradas de mi hediondo espacio. No recuerdo exactamente en cuáles, pero lo que sí recuerdo es que dichos comentarios estaban muy bien planteados y completamente respetuosos. También he visto sus opiniones en algunos otros blogs, principalmente en éste y siempre tuve la duda de cuál era el blog de José, pero hasta ahora me entero de que a el sólo le gusta leer y comentar. Me parece un buen tipo XD

    ResponderEliminar
  2. No sé qué me ha gustado más, si la propia entrada o su etiqueta. Solo a ti se te ocurriría dedicarle una entrada al ninja de la blogosfera. Si, yo también he tenido el placer. Y si, creo recordar que siempre o casi siempre ha tenido algo que objetar. Para eso están los comentarios, para aportar algo y no solo dar el 'sí quiero' (que por cierto, no recuerdo si Julia Roberts se lo acabó dando a Richard Gere o si se dio a la fuga).

    Casualmente iba a dedicarle yo un día de estos un post al noble arte de leer y comentar los blogs, ese oficio tan poco valorado. De vez en cuando hay que llamar la atención sobre eso, hay gente que no se lee ni hostias pero comenta para que le comenten. Y tras decir esto solo me queda invocar al espíritu de José Fernández (con ese nick, seguro que es un pseudónimo y no un nombre real. Si acaso se llamara 'Ataulfo'...)

    Y que conste que he dejado este comentario tan largo para que se queje Neko.

    ResponderEliminar
  3. Estaba viendo en la barra del blog las actualizaciones y al ver esto he soltado una carcajada que se ha oído en Houston, Teruel.

    Tronk, cuidado, esto es como invocar a la Chica de la curva delante del espejo con una vela negra de madrugada y haciendo la postura del cangrejo ruso.

    Hablábamos de nuestro José el otro día -José, sí, hablamos de ti cuando salimos a dar una vuelta, te queremos-, con buen rollo, por supuesto. José no tiene casa blogosférica, es como un jefazo del FMI, de hotel en hotel. El Richard se queda en un medianías en comparación. Yo es que en el fondo le quiero: es un tío que entra en el blog de César Martín y se pone a contrariar a la línea editorial de Popular 1 desatando el ataque en masa de los ultras de dicha revista mientras pone la poker face. Un jodido ídolo.

    Si me tengo que quedar con algo, es con su capacidad para sin siquiera estar hablando del disco que protagoniza un post, cortar el rollo. Os dejo uno de sus highlights:

    http://longblacklimousine.blogspot.com/2011/07/pop-pop-til-you-drop-bonus-tracks.html

    Nótese cómo corta el rollo, es que es un jodido crack.

    "José Fernández está por encima de esas convenciones: lee aquello que le atrae, responde cuando y donde quiere, sin presiones"

    ¡Amén, hamijo!

    De todas formas, mi comentario/momento favorito de José forever and ever será el del post de guilty pleasures del año pasado:

    "Dentro de lo que el resto del mundo entiende como guilty pleasure, que aquí parece ser lo que se desvía de la ortodoxia rockista de guitarrazos y aullidos, metería: unos cuantos singles de Madonna, con Like a Prayer al frente; la cancioncilla del verano pasado de Marta Sánchez y Juanes; el Wannabe de las Spice Girls (realmente bueno este tema, tiene un gancho brutal); una buena pila de canciones de Amaral (lastima de sobreproducción, porque tienen canciones muy, muy bien construidas); el Human de los Killers; la canción del mundial que "hizo" Ricky Martin en su día, que me acuerdo que cuando sonaba en alguno de los antros favorecidos con mi presencia por aquel entonces, dejaba a la altura del betún al resto de temas que pinchaban; y muchas otras cosas que escucho en la radio y me gustan, y ya'sta"

    Un tío que dice eso de las Spice Girls y Ricky Martín, es que es un motherfuckin' ídolo.

    Por Dior, hazte blog, José.

    ResponderEliminar
  4. Esta brillante reflexión la hizo en una entrada sobre Bowie del Hombre Mojon: "Bovie no es un rockero "auténtico", es alguién a quién le gusta mucho el rock y te ofrece su propia versión, pero siempre cómo mirando el género desde fuera, con una perspectiva más intelectual que visceral, si quieres decirlo así".

    El propio José nos mira desde fuera.

    Y no tiene nada que ver: voy cuatro días a Pamplona, así que igual nos cruzamos por la calle sin reconocernos.

    Saludos, figura.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, si que os aburrís para estar hablando de mí xD

    En fin, estoy bastante de acuerdo en casi todo lo que se ha dicho, así que no debería comentar nada. Pero...

    Me ha gustado mucho que me llames cándido, porque siempre he aspirado a serlo. Gracias de veras.

    Un par de puntualizaciones. Si me llamo José Fernández. Mi segundo apellido es Miragaya. Soy fácil de encontrar en internet. Evidentemente, poner José Fernández es como poner anónimo, o Angús García, y por eso lo uso, pero si me llamo así. Ya me gustaría llamarme Ataulfo.

    Y si hice hace un millón de años una página web, que en beneficio de vuestra salud mental no publicito nunca. Además solo puede verse correctamente usando una pantalla de 4:3 y un navegador viejo, así que pa que. Lo de pedirme que haga un blog podéis borrarlo de vuestra mente. No caera esa breva.

    ResponderEliminar
  6. Yo me declaro fan de José, los comentarios que le he leído por ahí siempre tienen contenido y no son burrocráticos. En el blog de Aitor he soltado alguna que otra vez una carcajada absolutamente sincera con sus ocurrencias, aunque nadie me la haya escuchado. Y bueno, la reflexión que recuerda Gonzalo y que leo ahora por primera vez también me parece brillante, creo que lo es. Bonito y merecido reconocimiento a la labor del comentarista interesante (que no interesado), Dani.
    Ah, y no puedo irme hoy de aquí sin decir que también soy fan tuya y de Sonámbulo, por supuesto. No concibo Megamelómanos (es mi blog favorito; sí, se me ve el plumero, pero es que nunca lo he escondido, ¿no?) sin vuestros comentarios y los de unas cuantas personas más. Los debates forman parte del blog tanto o más que los posts de Aitor, si bien creo que ese mérito es fundamentalmente suyo porque da pie a opinar, disentir, decir sí quiero o cagarse en su estampa.
    En fin, que vivan los comentarios con chicha y besos para todos. ¡Dale, José! ¡Sacude la breva!

    ResponderEliminar
  7. José rocks the casbah.

    "-Gracias, pero he de decir que el 'Combat Rock' es el peor disco de The Clash, en mi opinión"

    Ya, ya, bueno, eso, que rockeas la casbah.

    Es que estamos jartos de los del "Gran blog! Saludos hamijo! Pasa por mi blog! Gracias de antebrazo!" y ya está, luego se van sin darte ni un beso ni quedarse a desayunar. A veces dan ganas de estrangularles. Y a los que pegan set lists de conciertos. Y ya a los que firman las fotos que sacan como si fuesen el jodido Bob Gruen dan ganas de arrugarles el libreto de un disco, tortura mucho peor que cualquier otra que implique dolor rectal. José nunca nos hace eso. Mirad el comentario que ha dejado en mi último post. Fuckin' what's the story morning glory.

    ResponderEliminar
  8. Muy certeros todos a la hora de escoger los calificativos y realizar las consideraciones oportunas acerca de nuestro estimado José Fernández. Ataulfo forma parte de nuestros corazones. Digo... José Fernández.
    Al final apareció el susodicho. Hubiera tenido gracia un post así con diez comentarios aproximadamente y que nuestro José no se hubiera dado cuenta, ¿verdad? Pero no, José Fernández está en todas; es, como decía Chiquito, "de la galaxia sexual Jauder".
    Ah, Lu, ¿qué te voy a decir? El aprecio es recíproco. Lo que sí me ha extrañado siempre es que una persona con tanto que decir como tú -y que José Fernández caiga sobre mí si estoy equivocado- tenga un blog modesto en cuanto a la extensión de las entradas se refiere. Ojo, cada uno concibe su chabolo virtual de manera muy distinta, pero la blogosfera ganaría mucho si te pusieses a contar cosas como hacen los zagales que por este post se han pasado.
    En cuanto a ti, Gonzalo, me sorprendes: ¿Venir a Pamplona en julio después de los Sanfermines? Las calles se vuelven taaan deprimentes. Aunque, p'al caso, sólo son cuatro días; y supongo que tampoco vendrás a ver como están las calles xDD
    "José rocks the casbah.
    "-Gracias, pero he de decir que el 'Combat Rock' es el peor disco de The Clash, en mi opinión"
    Ya, ya, bueno, eso, que rockeas la casbah." Grande, shurhand xD Un día voy a publicar una entrada a base de setlists e info de conciertos en Buenos Aires, a ver como reaccionas.
    Gracias a todos por comentar, seriously.

    ResponderEliminar
  9. Lu, me alegro de haberte hecho reir. Casi todos mis comentarios están hechos con esa intención, evidentemente. Otra cosa es que la gente comparta mi sentido del humor.

    Aitor, truhán, yo nunca he dicho eso del Combat Rock, más que nada porque nunca he escuchado Sandinista! ni Cut the Crap. Da igual, imprime la leyenda.

    palabro de verificación: comer. Y estoy desayunando justo ahora. El gran blogger nos vigila.

    ResponderEliminar
  10. La mención de Lu me ha emocionado. Snif.

    José, ¿será posible que lleves la contraria incluso en esta entrada? XD Sigue así, tío. Por cierto, ¿de verdad te llamabas así? Qué nombre y qué apellido más raros, ¿no? Sin acritud.

    ResponderEliminar
  11. "Mira que te tengo dicho que te alejes de los Premio al Fornicador Maricón estes, pero tú nada, te entra por un oido y te sale por el otro. Si luego acabas porculizado (dios no lo quiera) luego no vengas diciendo como la otra que te mintieron, y que solo te iban a meter la puntita, que a estas alturas ya no cuela esta excusa."

    Ahí queda eso.

    ResponderEliminar
  12. jajaja piojosos! me encanta ese insulto, para qué llamar a alguien gilipollas si se le puede llamar piojoso!

    Sonámbulo!!!! cómo que para que me queje!

    encantada José Fernández, un placer leer de vez en cuando gente que no está de acuerdo con lo que se escrible o capaz al menos de dar un puto de vista distinto. Me recuerda a mas de uno que anda por aquí, por cierto.... la complacencia verbil es una lacra

    ResponderEliminar