sábado, 7 de agosto de 2010

Ashes Are Burning (Renaissance)


El rock progresivo nunca ha sido música comercial. Ni las suites de media hora comulgan con el formato radiofónico ni la mayoría de oyentes están dispuestos a soportar el contenido de dichas suites. Pueden especificarse multitud de aspectos acerca de lo que no es el progresivo. Lo contrario, precisar características universales, es tarea difícil, pues el género que así se define no es otra cosa que un cajón de sastre, un saco al que introducir todo lo anormal en cuanto a complejidad se refiere.

Salen mas guapos que los de Yes. Algo es algo.


Dentro de este cúmulo se halla Ashes Are Burning, la propuesta de hoy, uno de esos discos que marcaron un punto de inflexión en mi afición por la música. Al igual que obras de King Crimson, Genesis y compañía, necesita de una atención constante. Eso puede verse como algo negativo en la medida en que al regresar de un alto para ir al baño penosamente puede uno volver a reengancharse a la canción que toque. En cambio, al centrar la mente exclusivamente en esta escucha, es posible disfrutar mucho más que con un vacuo estribillo pegadizo. No solo se trata de advertir el desarrollo de la canción, sino también los detalles. En ese sentido Renaissance es una banda peculiar. Las influencias de jazz son muy reducidas en comparación con el peso de un sonido clásico que se materializa gracias al piano, los violines, y algún que otro instrumento de viento (por ese orden). Es un verdadero placer poder oir estos instrumentos lejos de formulas sinfónicas e intrincados impromptus. Particularmente en este álbum dichos instrumentos se combinan con el bajo, la guitarra, y la voz de Annie Haslam, lo que le da un carácter que de primeras siempre resulta atractivo.
Aires folk habitan junto a atmósferas oscuras y errantes del mismo modo que el tono a veces optimista de la guitarra acústica se cobija al lado de amargas notas de piano. Lo cierto es que hay diversidad, algo que no se vuelve contradictorio con lo accesible del disco. Pocos han sido capaces de crear obras complejas que se muestren inteligibles sin necesidad de haber pasado años metido en un conservatorio. Estos tíos lo consiguieron.

Portadas desafortunadas Vol.2

He intentado desmenuzar cada canción como mejor he podido, confiando en que por ello no pierdan magia futuras escuchas. Cada cual puede dar al disco el trato que quiera, pero yo siempre invitaré a tomarlo como un viaje de pasajes inolvidables.
Can You Understand se abre paso en base a un sonido que varía en los tiempos y en las texturas. La diferencia entre las distintas secciones de la canción se percibe fácilmente, pero el cambio de una a otra no resulta molesto ni errático sino que fluye sin obstáculos. Las deliciosas notas iniciales de piano desarrollan la melodía como poseídas por una fuerza frenética y secundadas al abrigo de batería y bajo, el cual no se esconde en un plano inadvertido sino que proporciona toda la intensidad que puede. Se relajan los ánimos (2:31) y del silencio brotan voces, delicados arpegios de acústica y, tras ello, la esplendorosa voz de Annie Haslam. ¿Cómo definirla? Cristalina, pulcra, angelical. Esta mujer estaba ya curtida en lo suyo, pero sabe imprimir la personalidad adecuada al sonido de Renaissance. Su manera de alargar las notas continua maravillándome. El ritmo se apresura (4:18) y Annie deja caer ese placentero “Can you understand”. Extraño al principio el siguiente pasaje gradualmente se convierte en algo francamente acogedor (5:23). El violín y los metales de fondo colaboran bastante en esto. Regresa la voz para desaparecer en breves instantes (7:03). Aquí hay un momento que me encanta (7:45). La guitarra define una sencilla melodía a la que violines se agregan cada vez más agudos e impetuosos. Definitivamente la canción vuelve a su cauce (8:31).
Let It Grow es pura sencillez y pese a sus 4 minutos de duración se hace corta. No es un parecer extraño después de haber escuchado Can You Understand. Efectivamente la canción se desarrolla guiada por un simple pero calido piano que da pie a Annie y sus geniales y hermosos recursos vocales. Ella es la protagonista de este tema, el cual finaliza arropado por coros bañados en optimismo (3:17).
On The Frontier retorna a las formas progresivas. Pese a durar casi lo mismo que el track anterior es bastante mas rica en matices instrumentales. Además, la voz de Jon Camp se añade a la de Annie formándose así una amalgama vocal interesante, la cual queda canalizada por los alegres acordes acústicos iniciales. Sobre el ritmo ralentizado y el persistente piano se construye todo lo demás. Un inesperado quiebro (1:51) lleva el tema a terrenos casi fantasiosos. Los imponentes redobles de tambor ayudan a su vez (2:39) a dotar de nuevo de aires distintos la canción (3:12). Estoy convencido que la forma de concluir pudiera haber sido perfecta para dar paso a algo que pudiera nivelar On The Frontier al estatus de Can You Understand.
Durante mucho tiempo Carpet of the Sun fue una de mis canciones predilectas del grupo. Recoge elementos que en este punto ya han sido escuchados, los revuelve entre si, y saca algo completamente distinto. Los violines, vivaces, tienen aquí una relevancia especial. Junto con el piano consiguen el efecto ideal. Y que decir del estribillo (0:49) Hermosos versos.
At The Harbour es ni más ni menos que la antesala perfecta para la pieza final. La melodía de guitarra acústica y la voz con algunos efectos de reverberación evidencian que no todo iba a ser animado y optimista, sino que se sigue a la espera de algo completamente distinto.
Ashes Are Burning. La canción que da nombre al disco es personalmente una de esas que deben permanecer, aludiendo al compañero Raúl, en cuarentena. Escucharla, para mi, nunca ha dejado de ser una experiencia abrumadora. Por unos instantes me abstraigo a un nivel inusual y es entonces cuando las emociones me inundan, se apoderan de mi, e inmóvil me deleito con todos y cada uno de los detalles que acaecen en los 11 minutos de duración. No es posible traducir eso en palabras, pero si describir como mejor pueda el progreso de la canción, así que allá va. Todo empieza con carácter ambiental, como siguiendo los últimos remates de At the Harbour. La ventisca de los primeros segundos traslada al oyente a otro escenario. Aquí no ocurre como en Can You Understand. No hay secciones fácilmente diferenciables, sino un complejo desarrollo que debe y merece ser objeto de atención. Al piano inicial se incorpora una guitarra acústica cuyos rasgueos suenan profundamente afilados. Tras el va Annie, sin cambios, concibiendo una atractiva melodía. El turno siguiente será para el piano (3:02). A estas alturas llega el primer quiebro (3:22) de manos de un bajo con cruda distorsión que sirve de preámbulo a la entrada de piano y batería. Aquello se torna ligeramente oscuro para lo que venimos escuchando. Toma intensidad hasta que un nuevo cambio se impone (5:07). Parece que todo ha quedado en calma y despejado, pero no, esto solo es una pausa para el notable regreso de piano y batería, que van forjando una imponente melodía. Los teclados (6:34) añaden vigor. Y otra parada en seco (7:00). Los teclados se quedan solos y Annie deja caer sus calidos versos. Parecía que toda la potencia y el peso del tema ya habían sido descargados, aunque las apariencias engañan. Al espectacular “Ashes are burning the way” (8:22) le sigue un arranque bestial y extremadamente pesado del que son participes imperturbables las violentas líneas de bajo y el sonido de los teclados. A su vez, la guitarra eléctrica (interpretada por Andy Powell, invitado del grupo) hace acto de presencia en un solo único y emotivo que va difuminándose progresivamente. Si uno escucha la canción con cascos resulta impresionante atender a como la guitarra que en un principio solo suena en el auricular izquierdo va avanzando hacia el derecho. Del mismo modo, el ritmo marcial de batería surge desde el auricular izquierdo y sigue el mismo camino que la guitarra, solo que esta va quedando poco a poco sepultada bajo la fuerza ineludible del resto de instrumentos.
Inconmensurable de principio a fin.

22 comentarios:

  1. Ashes Are Burning - Renaissance - 1973
    Calidad: 256 kbps
    http://www.mediafire.com/?i2dcpa3qujjg2aa

    ResponderEliminar
  2. Este lo tengo ahi en el disco duro y sin escuchar. Lo baje hace un buen al leer la puntuacion tremendamente alta que le dio George Starostin (puedes ver su reseña aqui: http://starling.rinet.ru/music/haslam.htm#Burning), es que yo confio ciegamente en toda recomendacion que haga este señor jaja.
    Te quedo poca madre la descripcion de los temas, ahora si que me lo voy a escuchar. Y tambien aprovechare para descargar tu archivo, ya que yo lo tengo a unos penosos 128 kbps.
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Ese es uno de los mejores discos de Renaissance; adolece, como todos los que se mueven entre el progresivo y el sinfónico, de excesiva languidez a veces, pero es "bonito" gracias al gran nivel de los músicos y por supuesto a la voz de Annie -de formación clásica-.
    En cualquier caso, me sorprende que alguien se acuerde a estas alturas de Rennaisance: felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Contra todo pronóstico, resulta que tenía 'Scheherazade And Other Stories'. Cuando me he bajado el disco y he ido a escucharlo he visto que ya tenía material de Renaissance guardado, lo cual intuyo que me lo bajé por comentario tuyo, o eso o me manipulas mediante control mental, una de dos. O que vi un link y le di a ciegas, que es lo más probable xD Bueno, voy todavía por el minuto siete de 'Can You Understand?', lo dejaré sonando. Sin LSD no va a ser lo mismo, pero mis días en San Francisco terminaron, diablos. Y ahora, uno de mis comentarios estúpidos cuando no tengo ni idea de lo que estamos hablando: la voz de Annie Haslam no es lo único que tiene un carácter de primeras atractivo, ajarrrrlll! ¡Y ya voy por 'Let It Grow'!

    ResponderEliminar
  5. Hostia, pues no los conocía. Pero me ha picado la curiosidad, así que creo que me bajaré alguna de sus canciones y juzgaré por mí misma.


    En cuanto a la mala hostia sí, tengo.Pero no es culpa mía del todo. Es una combinación de genética y subnormalidad a mi alrededor. Sin embargo, bienvenido seas cuando quieras; que tenga mala leche no significa que no la sepa guiar a quien se la merece. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada cuelgo el link para bajar el disco en formato FLAC (calidad CD), para quien le interese: http://hotfile.com/dl/60631432/e5af60c/Ashes_Are_Burning.rar.html

    Mojoneitor, fantástica esa web que comentas. Joder, vuelvo a maldecir mi incompetencia con el idioma de Shakespeare xD
    Renaissance siempre se ha movido en un plano secundario dentro del genero en cuanto a difusión. Es algo que yo nunca he llegado a entender. Me parece merecida esa nota. Espero que te guste.

    Paseante. Si, de formación clásica. Me olvide de mencionarlo. Argh. Bueno, es igual, estoy bastante de acuerdo contigo. Pase usted por aquí cuando desee.

    Jodido Aitor, me he despollado con tu comentario. No se si al final te habrá molado ni si habrás llegado al climax final (del disco quiero decir, no con Annie Haslam xD)
    Y si, recuerdo haberte recomendado algún que otro tema de estos mendas ^^

    Butterflieswithoutwings, que respuesta tan diplomática. E idem, un placer tenerte rondando (o no) por aquí. Que el renacimiento te acompañe.

    ResponderEliminar
  7. Pues no los conozco, del progresivo yo soy de los basicos: pink floyd, supertramp, emerson lake and palmer, king crimson, genesis... pero esto nada. Habra que ponerse con ellos.
    Saludos.
    PD. Es facil salir mas guapos que yes, hasta yo jajaja

    ResponderEliminar
  8. Esta vez no has puesto ningún goear, divshare ni youtube (snif) en fin, nos estás diciendo que si nos interesa nos bajemos el disco, nada de tráilers jeje Bien.

    Estoy oyendo ahora el corte que da título al disco. Joder con la voz, ya decía yo que parecía... parece... ¿es una mujer, verdad? XD Primero pensé que era un tío, ahora lo de Annie ya cobra sentido. Debe ser que hoy estoy más atontado que de costumbre, pero lo tengo en el youtube minimizado, apenas había visto las imágenes, y pensé que era un tío travestido. Nada de eso XD En fin, dejaré de decir chorradas. Tiene muy buena pinta, la verdad.

    Cuarentena, sí señor jeje Aunque a veces es difícil cuando algo gusta.

    ResponderEliminar
  9. Estoy cerrando maletas, pero me da tiempo para pasarme un momento y comentar que siempre he sentido una especial predilección por el Rock Progresivo o sinfónico. Eso si, podría hablarte de ELP, de Genesis, de Yes, de Camel, de King Crimson... pero no, no podría hablarte del de Renaissance ni de Ashes Are Burnin, no creo haber escuchado nada de esos señores. Tomo nota de la recomendación, y dicho esto, voy a ver si voy colocando ya las maletas en el coche.

    Un saludo, hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  10. Cada uno tenemos nuestras preferencias Soyde (unos a veces con mas límites que otros), pero con los grupos que has dicho que te tiran del progresivo este disco te debería molar.

    Raul. “apenas había visto las imágenes, y pensé que era un tío travestido” jajajaja, ahí estuviste sembrao. Mierder, se me olvidó linkear algo de goear o youtube. Quería publicar la entrada y con las prisas... De todas formas desde mediafire tarda unos segundos en bajarse : P

    Perem, ya sabes entonces, cuando caiga algún disco de los grupos que has mencionado, tienes carta blanca para decir todo lo que quieras. Te digo lo mismo que a Soyde. Con esas preferencias previas seguro que te gusta cuando lo escuches. Ah, y felices vacaciones.

    Durante un tiempo que desconozco si se alargará estaré fuera, que Pamplona en Agosto es el mayor coñazord de la historia. Así que hasta pronto. Que tengáis unos días salvajes y unas noches locas y calientes
    http://www.youtube.com/watch?v=MMdu8uDaN_c
    Im gonna brake-oouuuuuut...

    ResponderEliminar
  11. "brake-out" lo mío también tiene cojones...

    ResponderEliminar
  12. Yo suelo volver de vez en cuando al "THE LAMB LIES DOWN ON BROADWAY" de Génesis, que me parece una pasada de principio a fin... ¿a ti qué te parece?

    ResponderEliminar
  13. Me lo pones dificil, para saber de que hablas voy a tener que escuchar primero el disco, así que con tiempo y ya te contaré!!

    Esa que dices Mr. Rific, tampoco me suena de nada, menuda lista de música que recomiendan bloggeros tengo ya, que horror!

    ResponderEliminar
  14. He escuchado este grupo del cual desconocía su existencia por completo y tengo que decir que no he conseguido escucharlo entero, igual no era el momento, igual no es el tipo de música que me va.

    Seguiré de todas formas escuchando tus recomendaciones :)

    ResponderEliminar
  15. Rific, el que mencionas no lo he escuchado. De Genesis me quedan muchas cosas pendientes. No puedo decir nada mas :(

    Neko, no te preocupes. Antes de publicar esta entrada daba por hecho que el disco en cuestión seguramnete no iba a tener una gran acogida. No hay gustos universales. Lo que si que agradezco, y mucho, es que algunos acepten la propuesta e intenten escucharlo para ver de que va. Con eso me conformo. No puedo pedir mucho mas.
    Un saludo, y ten cuidado con esas listas de recomendaciones que de vez en cuando recibimos. Algunas pueden llegar a hacerse super largas xD

    ResponderEliminar
  16. Me gusta tu nuevo fondo, lo cambiaría gustoso por el mío. ¿De dónde los sacas?

    ResponderEliminar
  17. Pues tranquilo que yo intentarlo lo intento. Comprendo que es mucho pretender el compartir gustos musicales con el resto del mundo, si fuera así sería un auténtico coñado, la verdad!

    ResponderEliminar
  18. Raul, ¿te refieres al fondo tras el título del blog o al fondo general? Es que en esta dimensión la palabra "fondo" tiene mazo de acepciones. Si te refieres a la de la flor es una obra de Banksy. Si te refieres a las palmeras es uno de los fondos disponibles en el diseñador de plantillas que ofrece blogger :D

    Neko, díselo a toda la masa a quien van dirigidos los hits de moda. Cuando dos personas profundizan paulatinamente en la música llegan en algún momento a tener discrepancias entre si, porque no nos puede gustar todo lo que oímos.

    Un saludo a ambos >.<

    ResponderEliminar
  19. Ni una cosa ni otra, es lo que tiene que cambies tan deprisa de fondos XD Cuando escribí eso tenías un fondo oscuro de una ciudad lejana en verde.

    ResponderEliminar
  20. Yo creo que lós gustos musicales son una parte importante de la personalidad de una persona. Con esto no quiero decir que la gente que escucha los 40 principales sean ni mas ni menos (yo la escuché muchos años).

    En cuanto a las discrepancias, tranquilo que te comprendo, ni en casa puedo escuchar siempre la música que me apetezca escuchar.

    ResponderEliminar
  21. Si, Raul, ese día andaba inconformista con el estilo del blog. En cualquier caso aquel fondo puedes encontrarlo en el diseñador de plantillas.

    Nada que rebatirte neko.
    Un saludín.

    ResponderEliminar
  22. Hola! He usado un fragmento de tu reseña en la mía (link en mi nombre), con la correspondiente cita claro está. Concretamente la descripción de Ashes are burning, el tema, que no me vi capaz de mejorar ni de lejos ;) Un saludo!

    ResponderEliminar